Las huertas de naranjos en las calles de Sevilla

Los naranjos del centro de la ciudad de Sevilla forman una gran huerta de más de 2.700 ejemplares. Su cultivo y aprovechamiento se adapta tanto a la forma como al funcionamiento urbano. La recolección se realiza de forma manual desde el mes de enero hasta marzo. Interesa evitar la caída del fruto sobre las aceras o peatones por lo que se saca a licitación la cosecha entre los comerciantes antes de que las naranjas caigan por maduración. Los recolectores visten una camisola amplia que engorda a medida que se rellena de naranjas. Suelen trabajar por parejas, con una escalera para trepar al árbol. Uno de los recolectores trabaja encaramado al árbol mientras el otro se rellena la camisola. Luego se alternan. Este cultivo frutal en la cuidad es posible porque los trabajos de poda, abonado, aireación del terreno y riego no son distintos si el árbol es ornamental o productivo. La variedad de naranjo “Citrus aurantium” produce naranjas amargas que mayoritariamente se exportan para elaborar mermeladas. Pero también se aprovecha la hoja y la flor para la destilación de aceites y de agua para perfumería.

Texto extraído del libro de Teresa Galí-Izard. Los mismos paisajes. Ideas e interpretaciones. Editorial GG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s