Frente a la crisis inmobiliaria, posibilidades y alternativas en torno a la vivienda

Os dejamos un  texto escrito por nuestra compañera Tania Magro publicado recientemente en el libro “Perspectivas y oportunidades de la Ciudad Construida” (Encuentro internacional promovido por Aula Ciutat y acogido por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo entre los días 8 y 10 de mayo del año 2013) ISBN 978-84-943649-2-1

 

En la publicación también participan los siguientes autores: Vicent Esteban Chapapría, Josep Sorribes, Conversaciones Urbanas, Ramón Marrades, Planol.info, Citythinking, David Estal, Equipo N-550, Habitar entre líneas, Tanit Plana, Juan Domingo Santos, Andrés Boix, Manu Fernández, Chema Segovia, Danya Sherman, Eva De Klerk.

“La Ciudad Construida es la descripción de un hecho, un concepto de urbanismo en presente, la suma del diseño más la gestión y el uso, todo dentro de un marco de trabajo e ideas impulsado por profesionales que provienen de diferentes disciplinas”. Sobre el seminario Perspectivas y Oportunidades de la Ciudad Construida. (P. 1 del libro).  http://laciudadconstruida.com/

Frente a la crisis inmobiliaria, posibilidades y alternativas en torno a la vivienda. Tania Magro (9 mayo 2013)

Debido a su estrecho vínculo social y urbanístico, la vivienda es uno de los temas más importantes a resolver por la arquitectura. A causa del desarrollismo que se  vivió en los años 70, el mundo de la construcción entró en una lógica mayoritariamente financiera y no dedicó prácticamente nada a la investigación. Este estancamiento remite a modelos agotados y obsoletos, modelos tanto tipológicos como de acceso a la vivienda. Ésta se entiende como un objeto acabado y sin posibilidades de evolución, transformación y adaptación. Además, la vivienda se ha ido convirtiendo poco a poco en un bien de intercambio, en lugar de en un bien de uso, y actualmente, inaccesible económicamente.

Ahora mismo la situación actual es contradictoria pues, por un lado, existe un gran parque de viviendas vacías y por otro,  existe una gran demanda de vivienda por parte de personas que no pueden acceder a ella por falta de recursos económicos.

Esta escasez de recursos y empobrecimiento de la población que no tiene posibilidades de acceder a una vivienda, nos remite a un libro que escribe el arquitecto Yona Friedman en 1978 titulado L´architecture de survie. Où s´invente aujourd´hui le monde de demain. Este libro es premonitorio de la situación actual y en el se plantea la siguiente cuestión: ¿Podemos seguir  abordando los problemas de la arquitectura sin examinar los problemas  de la supervivencia en general?

Según el autor, la arquitectura de supervivencia es una arquitectura que tiene que emerger, y que de hecho emerge, en periodos de crisis. El problema no es evitar esta situación sino prepararse a ella, pues vivimos en un mundo que tiende hacia una pobreza generalizada. Aprender de ella es la única manera de sobrevivir en el futuro, por eso Friedman se fija en algunos modelos de supervivencia en los países pobres actuales a los que el autor llama talleres del futuro. Friedman analiza lo que sería el Grupo crítico, refiriéndose a aquellos que ven antes el problema y lo plantean, y  hace un elogio de lo que serían las pequeñas organizaciones que pasan a la acción intentando resolver el problema llamadas Guerrillas de supervivencia. “Los auto planificadores serán los que inventarán la arquitectura de supervivencia”, comenta el autor.

En el libro se plantean ciertas cuestiones y alternativas que merece la pena destacar:

  • Es en tiempos de penuria y de crisis cuando emerge la innovación social y técnica. Se trata de momentos de oportunidad pues se crean situaciones de anomia en las que la población insatisfecha se salta las reglas en busqueda de soluciones reales a  sus problemas.
  • En la arquitectura de supervivencia, existe participación entre arquitecto y habitante: se trata de la participación útil: el arquitecto como mediador, traductor o facilitador en el proceso de construcción del hábitat por parte de los habitantes.
  • La arquitectura de supervivencia sería aquella que facilitara la posibilidad de aunar de nuevo el trabajo productivo y el trabajo reproductivo, volviendo a asociar el techo a la comida.
  • Si bien el objetivo de la arquitectura clásica es transformar el mundo a favor de las personas, el objetivo de la arquitectura de supervivencia es intentar limitar las transformaciones conservando solo las necesarias. Se trata de utilizar, saber usar y apropiarnos de lo ya consturido en vez de construir cosas nuevas.

Frente a la crisis que estamos viviendo y con la Arquitectura de supervivencia como referencia, planteamos una serie de posibilidades que orientan alternativas en torno a la vivienda:

1 – Rehabilitación. Uno de los parámetros de sostenibilidad necesario para el futuro desarrollo de las ciudades es considerar el patrimonio construido como campo de actuación y la rehabilitación de edificios y reactivación de viviendas vacías, como su principal estrategia.

 

2 – Valor de uso frente al valor de intercambio. Entender la vivienda como un bien de uso y no como un bien de intercambio es plantearla como un proceso y no como un objeto acabado. Un proceso en el que el usuario puede participar a lo largo del tiempo y en sus distintas fases: diseño, construcción y vida útil. Estamos hablando por lo tanto de incluir dos parámetros en la arquitectura: el tiempo y el usuario.

3 – Alternativas de acceso a la vivienda y otras formas de tenencia.

a- Las Cooperativas. El socio de la cooperativa es a la vez promotor de la sociedad y adjudicatario de las viviendas. El comprador e la vivienda, convertido en socio cooperativista, se ahorra el beneficio industrial que de otra forma correspondería al promotor.

b- La ocupación a través del uso de terrenos o espacios desocupados como edificios abandonados temporal o permanentemente, con el fin de utilizarlos como vivienda, lugar de reunión o centros con fines sociales y culturales.  .

c- La Aparcería o Masovería urbana,  una forma de ocupación de viviendas vacías o en desuso para que puedan ser aprovechadas como viviendas dignas por personas que lo necesiten a través de una cesión de uso y a cambio de que las obras de rehabilitación y mantenimiento sean realizadas por los aparceros.

d- Los alquileres sociales mediante expropiación de viviendas vacías y cesión de uso a familias sin vivienda.

e- El Self build es la práctica por la cual una persona o grupo de personas adquieren un solar para llevar a cabo su propia vivienda o conjunto de viviendas gracias a una ayuda económica de la administración y una cesión de suelo público por su parte.

Por lo tanto, existen posibilidades, experiencias prácticas e investigaciones teóricas que apuestan por otras tipologías y otros modelos de acceso a la vivienda que orientan alternativas a la crisis inmobiliaria que estamos viviendo.

De todas formas, citando a Friedman “Si algunas tentativas y reflexiones ayudan a promover la arquitectura de supervivienda, los esfuerzos de aquellos que las hicieron no serían en vano. Sin embargo, si no tuvieran éxito, no pasaría nada, porque la arquitectura de supervivencia, se está, de todas formas, desarrollando por ella misma

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s